Las peores propuestas de amor

Cuando el amor llega no hay como echar a volar la imaginación sin importar tu presupuesto.