Los mejores escondites.

Los niños son los mejores para esconderse a la hora de jugar. 🙂