Bromas de oficina.

La vida del oficinista siempre debe de tener un toque de humor.