Perros, la almohada de los gatos

Los gatos dicen que son dominantes, y aquí está el claro ejemplo de que muchas veces dominan a los perros, utilizándolos como almohadas. ¡Sonríe!