Empaques realmente crueles

Hay personas que prefieren no esperar nada de nadie porque es peor llevarse una gran decepción a simplemente confirmar sus sospechas. Lo mismo sucede cuando compras, sobre todo cuando es por Internet.