No es tan malo trabajar en una oficina

Estas personas nos muestran que la vida en una oficina no es tan gris y miserable, sobre todo cuando compartes cinco o seis días a la semana con personas como tú.