¿Y si reemplazamos balones por gatitos?

Si pensabas que los gatos y el fútbol son dos cosas que no tienen nada en común, tenías razón, pero hay quienes utilizaron Photoshop para cambiar la realidad.