¡La seguridad es primero!

Bueno… no en todos los casos.