Fails de supermercados

¡Oh, supermercados, nunca cambien!