Estatuas arruinadas en 3, 2, 1…

¡Esta es la razón por la que se inventaron las estatuas!