Gente que no quería un perro

¡Sí, cómo no!