Todos tenemos a un amigo mal tercio

Y si no tienes uno, probablemente eres tú. 😛