Cosas peores que un lunes

Admítelo, en el fondo te alegra no ser uno de ellos…