Cuando la alta cocina no es lo tuyo

Digamos que estos chefs no ganarán ninguna estrella Michelin pronto.