Avocato, el gato con los mejores disfraces.

¡ES… EL AMO!