Cuando tienes un mal día

Así que te levantaste con el pie izquierdo…