El tamaño sí importa

¡No le creas a tu novia!