A veces las cosas salen mal…

¡Y no hay nada que puedas hacer para evitarlo, viejo!