Cosas peores que un lunes

Recuerden, amigos: siempre hay alguien que la está pasando peor que ustedes.