Objetos absurdos que puedes comprar en tiendas de segunda mano

“OMG, es justo lo que necesito”, dijo nadie nunca.