¡El peligro de ser umpire!

Se necesitan bolas de acero para este empleo, amigos. 😛