Cuando la vida decide joderte

Respira profundamente…