Cosas peores que un lunes

Justo cuando pensamos que nuestro día era el peor, nos encontramos con estas desgracias ajenas. 🙂