Confía en mí, soy arquitecto

Lo único que separa un arquitecto de un mortal es la planeación, amigos. 😛