Sabes que tienes un mal día cuando…

A veces hay señales inequívocas de que no tendrás un buen día 🙁