Se llama “trabajo en equipo”

¡Dos cabezas piensan mejor que una, amigos!