¡Santa es un loquillo!

Algo me dice que nuestros regalos no llegarán a tiempo, amigos.