El momento preciso en que sabes que todo se fue al carajo

Díganle a mi madre que morí con la frente en alto.