Parejas que no se aguantaron las ganas.

¿Hace falta decir más? Bueno, tal vez una cosa: VAYAN A UN HOTEL.