Cuando la policía la caga

Los polis también la cagan, amigos. Y la cagan maravillosamente.