Situaciones que son un infierno para obsesivos-compulsivos

NOOO ¿POR QUÉ? ¡Nuestro cerebro demanda orden y perfección!