Los peores cortes de cabello, edición femenina.

¡Oh sí! Ellas también meten la pata, amigos. ¡Vengan y admiren estas obras maestras!