Bromas de oficina

Ya saben qué hacer con ese compañerito que simplemente les cae demasiado mal. ¡MUAJAJAJAJAJA!