Los leggings no son para todos

Venga, amigos, ¿qué tienen de malo los jeans? ¡ÚSENLOS! 🙁