Por supuesto. ¿Para qué más serviría una serpiente?