OH, hermosa demencia.