¡Entonces era verdad!

 

El caza-hamburguesas siempre existió.